Un asesor de Verónica Magario perdió la vida, víctima de un robo en Boedo

La vicegobernadora de la ciudad de Buenos Aires, Verónica Magario, está pasando por unas horas difíciles después de que falleciera uno de sus asesores, asesinado durante un robo en el barrio porteño de Boedo. Existe consternación y mucha tristeza por un hecho tan aberrante.

El suceso ocurrió en la noche del día jueves. La víctima es Carlos Fernández, de 63 años. El hombre se encontraba en la esquina de avenida San Juan y Castro. Lo interceptaron dos delincuentes y, después de dispararle, se dieron a la fuga. Las primeras informaciones sobre el asesor de la vicegobernadora indican que quisieron robarle el auto.

Al parecer, la víctima se negó a darles lo que pedían y, al verse imposibilitados de efectuar el robo, los delincuentes dispararon a su pecho. Inmediatamente, Carlos Fernández fue trasladado al hospital Ramos Mejía, donde hicieron todo lo posible por salvarle la vida, pero finalmente falleció.

Los delincuentes se dieron a la fuga.

Uno de los testigos del hecho, cuyo nombre es Leonardo, explicó cómo estaban vestidos los delincuentes: “Uno estaba con campera marrón y el otro con chaleco negro”. Esta persona es encargado de un edificio vecino: “Venía del supermercado sobre San Juan y en Castro escucho un disparo. Cuando levanto la vista veo a dos muchachos, de entre 20 y 30 años, que cruzan la avenida en pleno tránsito”.

El crimen por el asesor de Verónica Magario conmocionó a muchas personas. Este mismo testigo describió cómo vivieron la situación después del disparo: “Un policía también escuchó y se acercó. Empezó a llamar a los patrulleros y yo por las dudas me volvía para mi casa. Fue antes del partido de la Selección”.

Pasó en el barrio porteño de Boedo.

Con respecto a cómo iban los asesinos, señaló: “Tenían la cara descubierta. Hay dos cámaras en esta cuadra”. Por último, especificó que en el barrio existen arrebatos de celulares, pero jamás ocurrió un crimen como este. Por el momento, Verónica Magario no dio declaraciones.

FUENTE: Minuto Neuquen