«TIENEN LOS DÍAS CONTADOS»


El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo que las bandas narcos que actúan en la localidad de Villa Madero, donde el miércoles fue baleado un fumigador, «tienen los días contados», al tiempo que encabezó un operativo para instalar en el lugar un nuevo destacamento y garitas para una unidad táctica de 100 efectivos.

El funcionario provincial arribó poco después de las 17 al barrio adyacente a la autopista Riccheri, en dicha localidad del partido de La Matanza, y supervisó la llegada de un largo convoy policial compuesto por camiones, grúas, camionetas, patrulleros y motos, con el jefe de la fuerza, comisario general Daniel García, a la cabeza.

En el camión más grande trasladaron el destacamento-contenedor, y en otros más chicos tres garitas de seguridad o «torres de monitoreo», cada una de ellas equipadas con cámaras de video, luces LED, balizas, blindaje y equipo de aire acondicionado.

También estuvo personal de Policía Ecológica que desinfectó las calles y veredas alrededor de las cuales montaron el destacamento y las garitas.

Minutos antes de las 17.30 arribó al lugar el ministro Berni, a bordo de una motocicleta, y fue recibido con aplausos por los vecinos, quienes también aplaudieron el paso del convoy.

En el lugar, los vecinos entregaron a Berni un petitorio con un mapa señalando los puntos críticos del barrio, el cual lo describieron como una «zona liberada».

En ese petitorio reclamaron la presencia de «Gendarmería» y manifestaron que el barrio se encuentra «en un fuego cruzado entre bandas narcos que se disputan el territorio».

«Este es un lugar muy complicado. Anoche hubo un enfrentamiento entre dos bandas vinculadas a la droga. En una esquina, una antena satelital quedó como un colador de fideos de los tiros que hubo», explicó a la prensa el propio ministro, quien consideró que «la gente no quiere vivir en esta expectativa y tiene toda la razón».

Al poner en funciones la Unidad Táctica de Operaciones Inmediatas (UTOI), Berni explicó que la misma «se creó hace dos años» pero que ahora «duplicaron» su dotación y le dieron un «rol de policía de conflicto y con mucha aproximación y trabajo de contención social».

Fuente: Tiempo Online