Quieren sentar a Sánchez en el banquillo de los acusados

Primero, el diputado nacional Francisco Sánchez (PRO – Juntos por el Cambio) pidió la pena de muerte contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, inspirado en la acusación del fiscal Diego Luciani. Luego sobrevino el intento de magnicidio contra la ex presidenta. Y ahora un ex legislador provincial neuquino y militante del kirchnerismo, presentó una denuncia penal contra Sánchez.
El autor de la denuncia es el referente de Nuevo Encuentro en la provincia de Neuquén, Rodolfo Canini, quien acusa al diputado (también neuquino) de haber incitado públicamente a la violencia. En su presentación judicial, Canini cuenta con el patrocinio de la abogada Asunción Miras Trabalón, quien también es referente de Nuevo Encuentro y delegada regional del ministerio de Trabajo de la Nación.
Para Canini, Sánchez es parte “de un grupo que se organiza políticamente bajo preceptos que justifican la discriminación” y que tiene “posible injerencia en el atentado magnicida en contra de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner”.
Canini, quien hizo su denuncia en la Justicia Federal, describió que “como integrante del PRO, Sánchez y los jóvenes republicanos materializaron lo que antes habían desplegado como amenazas de muerte”. Uno de los próximos pasos será el pedido de desafuero de Sánchez de la cámara de Diputados de la Nación, para que pueda ser procesado y, llegado el caso, sentado en el banquillo de los acusados.
No obstante, en las últimas horas, este diputado nacional que es precandidato a gobernador por el PRO anunció -en una carta a su bloque- que desistirá de impulsar el proyecto de pena de muerte y que evitará “manifestaciones que puedan afectar la sensibilidad”.

Fuente: Diariamente Neuquen