¿Por qué combinar la vacuna de Janssen con una de ARN (Pfizer o Moderna)?

A partir del próximo 15 de noviembre, las personas que en España fueron inmunizadas con Janssen, la vacuna monodosis de adenovirus contra el Covid-19, podrán solicitar una segunda dosis de recuerdo, mínimo tres meses después de la primera inoculación, pero en este caso se utilizará un fármaco de ARN mensajero (Pfizer o Moderna), según anunció este martes la Comisión de Salud Pública.

No es la primera vez que se plantea a los ciudadanos de nuestro país mezclar vacunas contra el Covid de diferentes tecnologías (adenovirus y ARN mensajero). Antes de verano, Sanidad decidió ofrecer a los vacunados con Astrazeneca más jóvenes una segunda dosis de Pfizer ante las noticias sobre los riesgos, aunque muy bajos, de aparición de trombos en personas menores de 60 años. La combinación generó entonces dudas, ya que las vacunas de ARN son muy nuevas y no había estudios previos sobre la eficacia de mezclar pautas. La mayoría optó por repetir con Astrazeneca. El Ministerio impulsó un ensayo clínico, que demostró que no había riesgo por combinar dos medicamentos diferentes y que además aumentaba la presencia de anticuerpos neutralizantes.

Las vacunas más efectivas

Casi medio año después, Sanidad ha publicado un análisis en el que evalúa la efectividad de la vacunación frente a infección sintomática, hospitalización y defunción en casos Covid-19 de personas entre 50 y 59 años, con inicio de síntomas entre el 1 y el 30 de agosto de 2021, vacunados con Janssen, Pfizer, Moderna o AstraZeneca.

La principal conclusión de este informe es que la vacuna Moderna alcanza la efectividad de vacunación más alta frente a infección e infección sintomática (87% y 89%), seguida de Pfizer (77% y 78%), mientras que para las vacunas AstraZeneca y Janssen es menor, de 68% para AstraZeneca frente a ambos eventos y 64% y 56% para Janssen, respectivamente.

Pero la protección frente a la hospitalización es mayor del 95% para todas las vacunas y algo menos para Janssen (86%), mientras que la defunción sigue un patrón similar, si bien sólo se han podido obtener estimaciones para Moderna y Pfizer (pauta heteróloga AstraZeneca/ARNm la efectividad es alta frente a infección (90%), infección sintomática (86%) así como frente a hospitalización (98%).

Con respecto al anuncio ahora de mezclar Janssen con Pfizer o Moderna, la profesora de la Universidad Europea, Esther San José Martínez, experta en Inmunología y Virología, llama a la calma y asegura que «ya tenemos evidencias de una pauta heteróloga mezclando vacunas de diferente origen (adenovirus y ARN) y se ha visto que además de seguro, ha mejorado incluso la respuesta inmune en esos individuos». «Desde un punto de vista técnico, las vacunas de adenovirus y de ARN tienen la misma información, lo que las diferencia es el vehículo (adenovirus o liposoma) para llegar a su objetivo. La población tiene que estar tranquila», explica a ABC Salud.

No solo en España, en otros países también se ha estudiado la mezcla de vacunas de diferente tecnología y la «esencia que subyace en esos estudios es que esa combinación hace que la respuesta sea más intensa que cuando se utiliza un solo método. La eficacia y seguridad es clara», añade la doctora Carmen Martín Alonso, vocal de la Sociedad Española de Inmunología.

Protegidos con todas las opciones

Ambas expertas consideran además que lo más importante para medir el éxito de la inmunización es el resultado en la prevención de la hospitalización y muerte, donde todas las vacunas han demostrado una alta efectividad. «Hay estudios consolidados y cada vez más información de que esto funciona. A la vista está que en menos de un año hemos conseguido una inmunidad muy elevada y ahora tenemos muy pocos casos: 46 por cada 100 mil habitantes», afirma la profesora Esther San José.

Con independencia de la vacuna que le haya tocado, con la pauta completa, «están todos perfectamente protegidos», concluye la doctora Carmen Martín Alonso. Y pone como prueba que a lo largo de este verano, que hemos tenido la variante delta circulando, «se han dado muy pocos ingresos en porcentaje y muy pocas defunciones y esto es porque la inmunidad está siendo efectiva». «El hecho de que puedas seguir dando positivo después de la vacuna no es muy relevante. Lo relevante es que evitemos hospitalización, que no vayan a UCI y, por encima de todo, que no muera gente», concluye la vocal de la Sociedad Española de Inmunología.

Sanidad plantea ahora una pauta heteróloga y no dos dosis de Janssen no solo porque las de ARN hayan demostrado mayor efectividad sino por « la falta de vacunas de Janssen en España», según la información que publica este miércoles ABC.

Precisamente una de las aplicaciones de los estudios de combinación de vacunas es ser capaces de dar una respuesta rápida en caso de que haya limitaciones de suministro y continuar la pauta con una vacuna diferente, independientemente de la que se haya administrado como primera dosis. O en los casos en los que una vacuna es menos eficaz que otra contra una determinada variante, «los programas mixtos podrían garantizar que las personas que ya han recibido una dosis de una vacuna con menor eficacia puedan recibir un refuerzo con una vacuna más eficaz contra la variante», como señalaba la investigadora y epidemióloga Fiona Russell y el investigador clínico John Hart en este artículo publicado originalmente en The Conversation.

«Todos los ensayos que se han hecho con vacunación de pauta heteróloga (mezclando vacunas de diferente tecnología) van en la misma dirección: potencia bastante la respuesta. La evidencia es que las mezclas son potenciadoras. Hay bastante gente con pautas combinadas en todo el mundo», concluye la doctora Carmen Martín Alonso.

Ver los comentarios
Fuente: ABC