Pico: Coppo pide una solución para los perros en las calles

El concejal recordó que la ordenanza municipal indica que si hay perros sin dueño, “la canilera municipal los retirará de la vía pública, los castrará y los retendrá o transferirá a la perrera y/o asociación protectora de animales”.

El concejal de la UCR Guillermo Coppo presentó un Proyecto de Resolución a través del cual solicita que el municipio de General Pico tome prontas medidas sobre la problemática existente en diferentes sectores de la ciudad, producto de la conducta de perros en la vía pública. “Desde el Concejo legislamos en tal sentido, pero el Ejecutivo no ha llevado adelante su trabajo de manera adecuada”, sostuvo el edil radical.

En el proyecto, el concejal Guillermo Coppo detalla situaciones generadas por la presencia de animales sin dueños en las calles piquenses y las acciones que debería realizar el municipio. Coppo expresa que “hubo hechos de suma gravedad, producto del ataque a ocasionales transeúntes, lo cual ha generado no solo preocupación por la integridad física de nuestros vecinos, sino además el malestar de comerciantes, manifestado en diversos medios de comunicación, que ven impedido el normal desenvolvimiento de sus actividades, considerando asimismo verse perjudicados por dicha situación”.

El concejal radical recordó que se encuentra vigente la normativa que regula la tenencia de animales domésticos, de compañía y peligrosos dentro del ámbito municipal, a través de la Ordenanza Nro. 118/2016 de fecha 01/12/2016. Considera además que “es necesario que desde el Departamento Ejecutivo Municipal, a través del área que corresponde, se lleve adelante la aplicación de la norma legal, ya que la situación que nos ocupa viene de larga data, tornándose cada vez más preocupante y peligrosa”.

Coppo señaló que “los vecinos se quejan y se encuentran preocupados por lo que viene sucediendo, desde el Concejo legislamos en tal sentido pero el Ejecutivo no ha llevado adelante su trabajo de manera adecuada”. En ese sentido, el radical pidió “la inmediata aplicación como así también se informe a través del área correspondiente el número de animales en situación de calle y/o sin identificación que han sido retenidos desde la entrada en vigencia de la Ordenanza”.

Explicó también que “la ordenanza es clara” y citó el artículo quinto, que expresa que “los animales que sean detectados en la vía pública, con o sin su dueño, sin la correspondiente identificación serán castrados y trasladados al refugio. Para retirarlos habrá un plazo de siete días, debiendo abonarse en concepto de estadía una bolsa de alimentos de calidad comprobada de 25 kg (no se admite su equivalente a su dinero). En caso de no ser retirado en el tiempo establecido, será entregado en adopción”. También hizo referencia al Artículo octavo de la misma ordenanza, que refiere a “un animal que se encuentre en situación de calle es aquel que circule sin ser conducido por una persona y/o sin la correspondiente identificación. En dicho supuesto, la canilera municipal lo retirará de la vía pública, lo castrará y lo retendrá o transferirá a la perrera y/o asociación protectora de animales”.

Para finalizar, Coppo indicó que “es necesario encontrar una solución inmediata, que no es otra que poner los mecanismos en marcha de lo establecido por la Ordenanza, no podemos seguir permitiendo que sucedan estas cosas mientras que los responsables no activan lo que está bajo su responsabilidad”.