Pablo Grasso: “Basta de extorsión”


El intendente Pablo Grasso fue categórico al afirmar que “no me tiembla el pulso para tomar decisiones drásticas” si con ello se logra el beneficio de la comunidad.

Hoy a la tarde, en el predio de Maxia ubicado sobre calle Bark, funcionarios municipales tomaron posesión de las instalaciones y unidades, luego que fueran informados de la decisión del Juez del Juzgado de Primera Instancia Nº 1 en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de Rio Gallegos, doctor Marcelo Bersanelli. El Magistrado ordenó al Municipio hacerse cargo del servicio de transporte y tomar posesión de todas las unidades, tarea que se realizó siguiendo todos los pasos legales correspondientes.

En el lugar, mientras el Secretario de Gestión Legal y Técnica Jorge Cabezas y el Secretario de Hacienda Diego Robles junto a sus equipos de trabajo realizaban las diligencias correspondientes, el intendente Pablo Grasso recorrió el predio y fue contundente al decir que desde la empresa "no cumplieron, les exigimos y la justicia determinó lo que debía ser. Se fueron. No va a ser tan fácil, pero vamos a hacernos cargo, y vamos a brindar soluciones a los vecinos”. “Basta de extorsión” dijo el Intendente, en referencia a la actitud que tuvo la empresa con los vecinos y sus constantes exigencias a pesar del mal servicio que prestaba.

En este marco, y en un contacto con la prensa, afirmó que “Queremos poner en funcionamiento el transporte público para el beneficio de la gente”, y agregó “venimos a revertir la historia, a hacer una ciudad mejor y por eso digo basta de extorsión”. Al respecto, recordó Grasso que desde el inicio de su gestión intentó acordar con la empresa, “fuimos pacientes y pagamos lo que teníamos que pagar”, pero la empresa, por el contrario, no cumplió ni con los recorridos.

Asimismo, alertó Grasso que Maxia tenía registrados vehículos como si estuvieran funcionando cuando “acá vemos que están desmantelados y los ponían para facturar y que se los paguemos como si circularan”, pero ahora “se terminó la especulación y vamos a recuperar un servicio de transporte público para que la gente pueda viajar como corresponde”.

Continuando, el Intendente afirmó que en el tema del transporte público hubo “muchos años de abandono” y por ello “tuvimos que tomar las decisiones correctas para el beneficio de la gente”, recordando que apenas asumió, uno de los primeros conflictos que tuvo que afrontar fue justamente con la empresa. “Me hubiera gustado que en los cuatro años anteriores hubieran hecho otra cosa y no el desastre que dejaron”, dijo Grasso y agregó que “necesitamos tener un servicio distinto, yo vine a defender los intereses de la gente y rápidamente vamos a poner el servicio en funcionamiento”. Finalmente, el intendente fue categórico al afirmar que “no me tiembla el pulso para tomar decisiones drásticas” si con ello se logra el beneficio de la comunidad.

Fuente: El Diario Nuevo Dia