Nueva York corta cualquier negocio con Trump

El gobierno local de Nueva York, la ciudad en la que Donald Trump forjó su imperio inmobiliario, ha puesto fin a cualquier su relación comercial con el presidente saliente, según anunció el alcalde Bill de Blasio el miércoles por la mañana. Es el último golpe a la empresa de Trump por la incitación del presidente a que sus partidarios rodearan el Congreso, y llega después de que corten lazos con él bancos, empresas tecnológicas y campeonatos de golf.

El alcalde neoyorquino, Bill de Blasio, dijo este miércoles por la mañana en la cadena MSNBC que la ciudad está retirando todos sus contratos con la Organización Trump «debido a su actividad delictiva». La empresa de Trump tiene contratos para administrar dos pistas de patinaje sobre hielo en Central Park y un campo de golf en el Bronx. «Incitar a una insurrección contra el gobierno de Estados Unidos constituye claramente una actividad delictiva», dijo de Blasio. «La ciudad de Nueva York ya no tendrá nada que ver con la empresa de Trump».

El golpe es más de imagen que financiero, ya que perderá sólo unos 17 millones de dólares (14 millones de euros), pero significa un repudio a Trump de la que era su ciudad de residencia hasta que se censó en Florida el año pasado.

La compañía de Trump y la campaña presidencial no respondieron de inmediato a las solicitudes de entrevistas. Un hijo del presidente, Eric Trump dio una entrevista a la agencia AP el martes en la que denunció censura e intolerancia contra su padre. Al preguntarle el reportero si cree que su padre incitó a la insurrección, Eric Trump colgó el teléfono.

Antes, Signature Bank, con sede en Nueva York, con el que Trump ha hecho negocios desde al menos 2011, cerró las cuentas bancarias personales del presidente y pidió su dimisión. También dejó de dar servicio a su tienda online la compañía digital Shopify.

Peor para el presidente, que es un apasionado del golf, el PGA Tour, el principal circuito estadounidense de golf profesional masculino y el más importante del mundo, canceló los planes de celebrar su campeonato de 2022 en el club de golf de Trump en Bedminster, Nueva Jersey.

Casi todas las principales plataformas de redes sociales (Twitter, Facebook, YouTube) han suspendido o prohibido las cuentas personales y hasta oficiales del presidente. Y las mayores empresas norteamericanas, incluidas Amazon, Best Buy y Disney, han suspendido las donaciones políticas para los republicanos que apoyaron el intento de Trump de anular la victoria del presidente electo Joe Biden en el Capitolio.

Ver los comentarios
Fuente: ABC