No hay buenas noticias desde el informe del Banco Mundial para la Argentina

Según el pronóstico del Banco Mundial (BM) se considera que la economía argentina caerá 3,5 % este año; todo como consecuencia de la crisis económica que atraviesa. Esta nueva previsión tiene que ver con la actualización de estimaciones globales, implica una baja con más de 6 puntos desde el cálculo anterior, cuando se esperaba que el PBI local creciera 2,7%.

Según el último informe de Perspectivas Económicas Mundiales del organismo, la economía argentina, teniendo en cuenta que ya venía arrastrando problemas estructurales profundos, sufrirá además una contracción considerable en 2024. De todas formas, el Banco Mundial también delimitó que podría existir una posible recuperación para 2025.

Se prevé un crecimiento proyectado del 5 %, siempre y cuando se implementen políticas eficaces para sortear los desequilibrios económicos y, sobre todo, controlar la inflación. Desde el organismo coinciden en que en Argentina son necesarios “pasos monetarios y fiscales para enfrentar los desequilibrios crónicos”, lo cual causará una “contracción temporal”.

Se estiman mejoras para el 2025.

Según el Banco Mundial, el informe puede ser optimista para el 2025: “Se espera que la actividad económica se consolide en 2025 a medida que se aborden los desequilibrios macroeconómicos, se eliminen nuevas distorsiones del mercado y se controle la inflación”, explicaron.

Con respecto a las perspectivas regionales, pronosticaron que el PBI de América Latina pasará de crecer un 2,2 % a un 1,8 % en 2024, teniendo en cuenta que en la Argentina hay un fuerte ajuste; debería repuntar para el 2025 al 2,7 %. Según los datos, la región se enfrenta a riesgos como peores condiciones financieras globales y altos niveles de deuda local, todo esto podría tener efecto en la demanda privada.

Unos datos complicados.

De todas formas, la Argentina está casi a la altura de otros países. Según lo informado, Brasil, la primera economía latinoamericana, se moderará al 2 % en 2024 y repuntará ligeramente al 2,2 % el año próximo; por supuesto, con una mejora de consumo por regularización de la inflación.

FUENTE: Minuto Neuquen