Movilizaron a tres años de la explosión en Aguada San Roque: "Estamos al límite de tener otra Mónica Jara"

Se cumplieron tres años de la tragedia escolar que enlutó a toda la provincia, la explosión de la Escuela 144 de Aguada San Roque, que se llevó la vida de la docente Mónica Jara, Nicolás Francés y Mariano Spinedi. En el marco de este nuevo aniversario, el gremio docente ATEN junto a varias seccionales movilizaron este sábado por el centro de la ciudad de Neuquén.

Durante el recorrido del cual participaron familiares de la víctima, el reclamo por justicia se unificó y se hizo escuchar. “La corrupción mata”, fue otras de las consignas que sobresalió durante la marcha y se le exigió al gobierno provincial escuelas más seguras.

El acto final comenzó con la intervención del secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, quien aseguró que este mes es “muy doloroso para los trabajadores y trabajadoras de la educación” al mismo tiempo que criticó la demora de la Justicia. “Si este colectivo de docentes no estuviera movilizado, sería todo mucho peor”, lanzó.

A continuación, le dio lugar a la familia de las víctimas que, con un mensaje cargado de emociones, cuestionaron a las autoridades provinciales y manifestaron descreer en la Justicia. Una de las que tomó la palabra fue la mamá de Mónica Jara, Norma Albarrán, quien exclamó: “Dijimos hace tres años atrás: Nunca más una Mónica Jara. Ahora, estamos al límite de tener otras Mónicas Jaras más. El gobierno es sordo y ciego, Mónica no existió para ellos. Nosotros decimos que sí existió aunque ellos se hagan los desentendidos. Estamos con las escuelas destruidas como hace tres años atrás”.

Marcela Altube, esposa de Nicolás Francés. Fuente: (Minuto Neuquén)

Albarrán aseguró que se sienten ignorados por el gobierno y que durante estos años han “perdido mucho en el camino”. En agosto comenzará el juicio por la explosión en Aguada San Roque y en el banquillo estarán los seis imputados. La madre de Mónica, llegará a esta etapa crucial de la investigación bastante desalentada.

Estoy decepcionada de la justicia, quise creer pero no existe. Son todos unos corruptos. Llego a un juicio con muy pocas ganas de presenciarlo.

Sobre el escenario en donde se realizó el acto también se encontraba Marcela Altube, docente y esposa de Nicolás Francés. “La corrupción, la desidia y el desinterés por la educación pública se llevó al amor de mi vida, que estaba laburando y también era docente”, sentenció.

Por otro lado, hizo hincapié en los últimos acontecimientos ocurridos en el ámbito escolar, especialmente en la escuela que se prendió fuego en Caviahue. “Se me revolvieron las tripas viendo una escuela en llamas porque pensé que la tragedia que aconteció hace tres años iba a marcar un nunca más y que el gobierno iban a focalizarse en que las escuelas estuvieran en condiciones. Duele que se queme una escuela, duele que hace tres años estemos reclamando justicia”, sostuvo.

Rechazo al presentismo

En medio del acto por la tragedia de Aguada San Roque, Altube no dejó de lado la aprobación de la polémica Ley del Incentivo Docente y afirmó: “Me sorprende que a los legisladores lo único que les preocupe y ocupe sea tomarnos asistencias. Pero no se ocupan ni se preocupan para que nuestros espacios de trabajo estén en condiciones. Los docentes perdemos la vida, nuestras condiciones laborales en esos espacios donde deberíamos tener las cosas garantizadas. Pero para el gobierno es importante sólo tomar asistencia, no empatiza”.

FUENTE: Minuto Neuquen