Más cerca de las vacunas nasales para el Covid-19

La principal vía de contagio del SARS-CoV-2, el virus que causa el Covid-19, es la nariz. Y, las vacunas intramusculares contra el Covid-19, han demostrado su efectividad, los investigadores no cejan en la búsqueda de una vacuna nasal que pueda proporcionar inmunidad mucosa en la nariz, que constituye la primera barrera contra el virus antes de que se propague a los pulmones.

El último avance en esta dirección nos hace pensar que estamos un paso más cerca.

En un trabajo publicado en iScience, investigadores del MD Anderson de la Universidad de Houston (EE.UU.) presentan datos muy alentadores de una vacuna intranasal que proporciona inmunidad local duradera contra los patógenos inhalados.

«La vacunación a través de las mucosas puede estimular la inmunidad tanto sistémica como de las mucosas y tiene la ventaja de ser un procedimiento no invasivo adecuado para la inmunización de grandes poblaciones», señala el autor del informe, Navin Varadarajan. «Sin embargo, la vacunación de las mucosas se ha visto obstaculizada por la falta de una administración eficaz del antígeno y la necesidad de adyuvantes apropiados que puedan estimular una respuesta inmune robusta sin toxicidad».

Para resolver esos problemas, el equipo pudo encapsular el agonista del estimulador de genes de interferón (STING) dentro de partículas liposomales para producir el adyuvante llamado NanoSTING. La función del adyuvante es promover la respuesta inmunológica del cuerpo.

NanoSTING tiene un tamaño de partícula pequeño de alrededor de 100 nanómetros, que exhibe propiedades físicas y químicas significativamente diferentes al adyuvante convencional.

«Nuestros resultados muestran que la formulación de la vacuna candidata es segura, produce respuestas inmunitarias rápidas, dentro de siete días y genera una inmunidad integral contra el SARS-CoV-2» , subraya Varadarajan.

Una limitación fundamental de las vacunas intramusculares es que no están diseñadas para provocar inmunidad mucosa.

La vacuna nasal también servirá para distribuir equitativamente las vacunas en todo el mundo, aseguran los investigadores.

Se estima que los países del primer mundo ya han asegurado y vacunado múltiples dosis intramusculares para cada ciudadano, mientras que miles de millones de personas en países como India, Sudáfrica y Brasil no están inmunizadas. Y la existencia de nuevos brotes en esas zonas y la propagación del virus facilitan la evolución viral, lo que reduce la eficacia de todas las vacunas.

«La distribución equitativa requiere vacunas que sean estables y que se puedan enviar fácilmente. Como hemos mostrado, cada uno de nuestros componentes, la proteína (liofilizada) y el adyuvante (NanoSTING) son estables durante más de 11 meses y pueden almacenarse y enviarse sin la necesidad de congelación» , añade Varadarajan.

La biotecnológica AuraVax Therapeutics, tiene un acuerdo de licencia exclusivo con este centro para las vacunas intranasales y las tecnologías agonistas de STING y ya han iniciado el proceso de fabricación.

Ver los comentarios
Fuente: ABC