Las pymes argentinas están en peligro con una increíble caída de la venta minorista

La inflación y los aumentos de precios de este año están haciendo estragos en los hogares argentinos, así como también en las pymes minoristas, que están viendo cómo el consumo y las ventas bajan considerablemente. El CAME informó que cayeron 21,9 % anual en junio.

De esta forma, acumularon un descenso del 17,2 % en el primer semestre del año. Igualmente, en la comparación mensual desestacionalizada, repuntaron 1,2 %. Desde el CAME aclararon: “si bien los comercios están más aliviados por la mayor estabilidad en las listas que reciben, la dinámica de las ventas que no despuntan preocupa”.

Las pymes no se sostienen este año.

No hay pymes que por mucho o por poco no hayan sentido este descenso en sus ventas: “No hubo ningún rubro que haya escapado a la tendencia general. Impactó en la caída la cantidad de feriados que hubo en el mes, el del 17 de junio, por la conmemoración del fallecimiento de Martín Miguel de Güemes, y el puente por el Día de la Bandera, que generó un fin de semana largo de cuatro días”, explicaron.

Hay una caída enorme en ventas minoristas.

Sí, resaltaron que el Día del Padre ayudó, como siempre, a repuntar las ventas de artículos relacionados con esa fecha, aunque solamente en los días previos: “No hubo venta posterior, como habitualmente sucede”, sostuvieron. En estos momentos, la gente apunta a comprar en cuotas por sobre todo.

“La gente buscó comprar en cuotas, con mucha demanda del programa Cuota Simple. En alimentos y bebidas, los comercios indicaron que la caída del consumo se debió a que mucha gente se volcó a los mercados mayoristas en la búsqueda de mejores precios”, aseguraron. Es así que las pymes están sufriendo más que todas las demás empresas: “Surge del Índice de Ventas Minoristas Pymes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), elaborado basándose en un relevamiento mensual entre 1.276 comercios minoristas del país, realizado del 1 y 5 de julio”.

Preocupa a las empresas.

Por el momento, la única salida para ellos es la disminución de impuestos: “La medida más destacada que esperan los comercios pymes es la reducción de impuestos, que representa el 40,7 % de las respuestas, seguida por el estímulo a la demanda interna con un 17 %”.

FUENTE: Minuto Neuquen