Las claves para no perderse en el laberinto del Brexit

El desplazamiento a Londres del negociador europeo, Michel Barnier, no parece haber ayudado a sacar del atolladero a las negociaciones sobre el acuerdo comercial con el Reino Unido. Al contrario, en Bruselas se empieza a temer que la política interna británica acabe envenenando la situación en caso de que se llegase a un acuerdo que debería ser ratificado en el Parlamento. Desde Bruselas se analiza con temor tanto la posibilidad de que una parte de los conservadores no apruebe ningún acuerdo con la UE porque prefieren la ruptura total, y cualquier compromiso les parecerá una concesión indeseable. Pero ahora también puede ser que una parte de la oposición laborista se niegue a votar a favor, por considerar que sería una señal de apoyo al Gobierno conservador, que podría frenar la tendencia ascendente en las encuestas.

¿Cuándo dejó Reino Unido la Unión Europea?

Reino Unido dejó de formar parte de la Unión Europea el 31 de enero de este año. Sin embargo, se estableció un período de transición como parte del Acuerdo de Retirada en el que la situación se ha mantenido sin cambios para los ciudadanos, los consumidores, las empresas, los inversores, los estudiantes y los investigadores, tanto en la UE como en el Reino Unido. Durante el periodo de transición sigue aplicándose al Reino Unido y en su territorio la legislación de la UE como si fuera un Estado miembro. La idea era utilizar estos meses para que ambas partes negociaran un acuerdo comercial para su relación una vez consumado el divorcio.

¿Cuándo acaba el período de transición?

El período de transición acaba el próximo 31 de diciembre, cuando la salida sea definitiva. A partir del 1 de enero de 2021 entrarán en vigencia los cambios que conlleva la separación, tanto para ciudadanos de ambos lados del Canal como para las empresas.

¿Es posible una extensión de este período? ¿Qué sucedería en ese caso?

Algunas voces en todo Reino Unido, pero sobre todo en Irlanda del Norte y Escocia, han señalado que no existe la suficiente preparación para que el Brexit se consume, sobre todo ante la incertidumbre de un acuerdo comercial que no llega, pero el primer ministro, Boris Johnson, volvió a recalcar la semana pasada que Reino Unido no va a pedir una extensión del plazo. Si se ampliara, las condiciones seguirían sin cambios, tal y como ha sido durante el 2020. Sin embargo, Reino Unido no participaría como Estado miembro en el próximo marco financiero plurianual 2021-2027 ni en el presupuesto de la UE a largo plazo a partir de 2021. Eso sí, la ampliación del período transitorio requeriría una contribución financiera del Reino Unido al presupuesto de la UE, ya que seguiría participando plenamente en el mercado único con todas sus ventajas. El importe exacto de esa contribución financiera deberá decidirlo el Comité Mixto establecido para la gobernanza del Acuerdo de Retirada. A partir de esa fecha, el Reino Unido solo podrá participar en programas de la UE como tercer país.

¿Qué pasa con la negociación del Acuerdo comercial?

Las conversaciones entre Reino Unido y la UE llevan meses sin avanzar, pese a las continuas rondas de negociación entre las partes desde el pasado marzo. El objetivo inicial era firmar un acuerdo a mediados de año que permitiera tener tiempo suficiente hasta el final del período de transición para que las empresas se prepararan. En este momento, las negociaciones continúan, con la esperanza de cerrar un trato antes del 31 de diciembre, pero tanto la UE como Reino Unido han dicho que están listos para una salida sin acuerdo. Los plazos son cada vez más ajustados, y esta semana podría ser decisiva. Los puntos calientes son los relativos a las garantías para asegurar la competencia justa entre empresas británicas y comunitarias, a la pesca y a los mecanismos para resolver disputas. El ministro de Exteriores, Dominic Raab, aseguró este fin de semana que el acuerdo está cerca de concretarse.

¿Qué pasa con Gibraltar?

España, Reino Unido y Gibraltar acordaron hace unos días el procedimiento para que los 15.000 residentes de la Unión Europea que trabajan en Gibraltar puedan hacer efectivos sus derechos a partir del 1 de enero de 2021, cuando Reino Unido abandone la UE. El acuerdo afecta a los 10.000 empleados españoles, en su mayoría andaluces residentes en La Línea de la Concepción y el Campo de Gibraltar.

Según el acuerdo alcanzado este martes, desde el 1 de enero, los trabajadores fronterizos recibirán «el tratamiento al que ya tienen derecho según la legislación de la Unión Europea, a pesar del Brexit», subrayó el Ministerio de Exteriores por medio de un comunicado.

Ver los comentarios
Fuente: ABC