Las bombas que le dejan a Javier Milei

La herencia que va a recibir Javier Milei es catastrófica desde todas las aristas, que incluyen lo fiscal, lo cambiario y la distorsión de precios relativos. Para colmo, a la enorme bola de Leliq se suman las Lediv en el Banco Central. En esta nota te cuento todo.

Javier Milei va a tener un inicio complicado con deudas que, incluso, duplican a las que el kirchnerismo le dejó a Mauricio Macri en 2015. ¿Cómo se explica? Veamos:

Estos desafíos incluyen una serie de deudas en estado crítico:

Reservas Negativas del Banco Central: Lo dejaron con USD 11.000M de reservas negativas. ¿Qué quiere decir? Que, si a las reservas brutas se les restan los encajes, seguros bancarios y el swap con China, los números dan en rojo. El Banco Central está quebrado.

Deudas del Banco Central: Entre futuros de Dólar y Lediv, el BCRA tiene compromisos de casi USD 10.000M (al dólar oficial). Las Lediv cobraron relevancia en los últimos días, cuando el stock aumentó drásticamente. Son letras que se suscriben en pesos y están atadas al dólar oficial. ¿Qué implica esto? Que si Javier Milei normaliza el mercado de cambios, el BCRA va a tener que pagar una tasa del 100% para afrontar toda esta deuda, lo que implica emitir prácticamente una nueva base monetaria. Realmente es una bomba criminal.

Deudas del Tesoro Nacional: El Tesoro Nacional enfrenta vencimientos significativos debido a deudas vinculadas al dólar oficial y bonos que se ajustan según el índice de precios o la evolución del tipo de cambio, sumando alrededor de USD 20.000M.

Deuda por el juicio de YPF: Además, hay un juicio millonario, relacionado con la expropiación de YPF, que suma USD 16.000M.  (Gracias Axel)

Deuda con empresas: La deuda comercial de empresas privadas asciende a USD 30.000M, entre dividendos pendientes y deudas con proveedores del exterior.

En resumen, todo esto representa una carga total estimada en más de USD 86.000M para el próximo gobierno, el doble de la situación heredada por el gobierno anterior en 2015. Estos desequilibrios podrían desencadenar una crisis económica significativa si no se manejan adecuadamente.

Otras “bombas” que deja Massa

Fuera de la enorme cantidad de compromisos que tiene que solucionar el nuevo gobierno, hay otras pesadas herencias.

Por un lado, el déficit fiscal, origen de todas las crisis argentinas, sigue siendo crítico, superior al 5%. Y lo más grave es el déficit cuasifiscal:

Los pagos diarios de intereses de las Leliq están causando un impacto significativo en la emisión de dinero y, por ende, en la inflación. Esto genera un déficit cuasifiscal del 10% del PBI y que, junto al déficit del Tesoro Nacional, superan el 15% del PBI.

Es importante señalar que un déficit fiscal de esta magnitud, donde el déficit cuasifiscal supera al del Tesoro, ya se ha visto en 1975 antes de un período de ajuste económico y en 1989 antes de la hiperinflación.

De los últimos 63 años, en 57 se gastó por encima de las posibilidades. Por eso, el equilibrio fiscal es sumamente importante. Recordemos el “Plan Platita” de Massa, que superó el 1% del PBI y dejó al déficit fiscal por encima del 1,9% acordado con el FMI.

Además, la inflación está totalmente descontrolada. Tan solo en la gestión de Massa como Ministro de Economía, subió un 193%, y el rubro alimentos 208%, afectando más a los que menos tienen. Estas cifras se dieron aún cuando hay un congelamiento fenomenal de precios en alimentos, combustibles, tarifas de electricidad y gas, transporte público, entre otros. Por ende, hay mucha “inflación reprimida”. Otra bomba más.

Con respecto a lo cambiario, la situación es dramática. Desde que asumió Massa, los dólares libres (MEP, Contado con Liquidación y blue) subieron 200% aproximadamente. Y el oficial está artificialmente pisado:

Luego de haber devaluado post PASO, el efecto devaluatorio se consumió rápidamente. ¿Por qué? Porque se fijó el dólar a $350 y la aceleración en la inflación se lo “comió”. El nivel de atraso es fenomenal y el mercado descuenta (a través de los futuros de dólar) una nueva devaluación cuando asuma Javier Milei.

Además, recordemos que el gobierno de Alberto Fernandez se endeudó en USD 106.000M, a pesar de que la mayoría fue en moneda local. Superó todos los récords:

Para colmo, la situación social es muy delicada, con un 40% de la población en situación de pobreza, que ha ido en aumento durante los últimos años.

Javier Milei tendrá una enorme tarea para tratar de estabilizar el país y lograr un plan confiable que le dé buenas perspectivas. Sin dudas, será un camino complicado y largo.

Nota: El material contenido en esta nota NO debe interpretarse bajo ningún punto de vista como consejo de inversión o recomendación de compra o venta de un activo en particular. Este contenido tiene fines únicamente educativos y representa únicamente una opinión del autor. En todos los casos es recomendable asesorarse con un profesional antes de invertir.