La foto menos pensada. Roxana Reyes con “lo peorcito” de la política provincial. ¿Verdad o consecuencia? ¿O consecuencia de la verdad?

(Por: Rubén Lasagno) – Recientemente, con motivo de los actos del 121 aniversario de Caleta Olivia aparecieron las fotografías donde las autoridades provinciales y municipales eran núcleo de los festejos y la única legisladora de la oposición que había allí era la diputada nacional de Juntos por el Cambio, Roxana Reyes y precandidata a la gobernación en las elecciones 2023.

No es esto lo novedoso, pues se trata de un acto protocolar, sin embargo, llama la atención que el kirchnerismo, representado cabalmente por varias figuras, pero fundamentalmente por el intendente Fernando Cotillo y el Vicegobernador Eugenio Quiroga, le dedicaran una central atención a la líder de la oposición Roxana Reyes, quien hizo entrega a Cotillo de un reconocimiento por aniversario de la ciudad.

Tampoco es criticable que alguien de la oposición asista al aniversario de Caleta (debería ser la regla), sin embargo es al menos llamativo, la centralidad que el intendente le dio a la legisladora, algo bastante atípico del oficialismo en relación a la oposición en Santa Cruz.

No obstante, la menos favorecida con la foto fue la diputada Roxana Reyes, mostrándose complacida, sonriente y solícita en medio de funcionarios del actual gobierno, altamente sospechados de corrupción y otros delitos; no es una buena señal política. Tampoco es buena señal compartir con algarabía un evento a cuyo anfitrión se les caen las casas a pocas cuadras de allí, que levanta con fondos públicos nacionales y nadie, ni siquiera la oposición, investiga los motivos que bien describimos en nuestra nota de investigación.

La amplia sonrisa de Reyes, no parece reflejar los problemas de ocultamiento y corrupción que guardan las obras iniciadas por el intendente Cotillo, por ejemplo, con la bici senda de la laguna local, que le adjudicó a una empresa por 46 millones de pesos, a quien le dieron el adelanto de obra y no le pagaron las certificaciones, motivo por el cual las obras quedaron abandonadas y el municipio se encargó de pagarle a los empleados pero del resto de los fondos, nunca se tuvo novedad, el intendente jamás lo explicó y la oposición tampoco se interesó en preguntar/denunciar.

Tampoco nadie se interesó en saber por qué a pesar de los 72 millones de pesos, donados gentilmente por Pablo González como Presidente de YPF, la obra de la bici senda siguió parada y recién ahora, con la ayuda de más fondos del gobierno provincial, Fernando Cotillo anunció que (ahora si) la obra será terminada.

Como lo revelamos hace un par de días, las paredes de las casas del Plan 184 Viviendas que construye el Intendente de Caleta Olivia con fondos nacionales, se caen con el viento, por las razones técnicas ampliamente explicadas en nuestro informe. Las fuentes de la propia municipalidad, indican que Cotillo no les están pagando al personal de obra, en su mayoría de procedencia boliviana.

Roxana Reyes en el acto del 121 aniversario de Caleta Olivia - Fotos La Vanguardia
Roxana Reyes en el acto del 121 aniversario de Caleta Olivia – Fotos La Vanguardia

Las averiguaciones practicadas en ese sentido, indican que esos fondos tienen otro destino (por ese motivo recortan en gasto de material y personal), pero a nadie les preocupa porque está asegurada la “falta de controles”, ya sea por parte del IDUV, de la nación y como si esto fuera poco, ante la indolencia de la oposición que no exige, no pide y no denuncia, excepto algunas declaraciones públicas que no hacen mella en Fernando Cotillo.

Tampoco es ajena la oposición al manejo discrecional del intendente de Caleta Olivia, de los fondos para las 150 cuadras de pavimentos que el intendencia anunció, pero del cual no llegó a realizar ni un 20%, un mecanismo parecido al de Pablo Grasso en Río Gallegos, Fernando Españón en 28 de Noviembre y otros tantos jefes comunales que hacen los anuncios y usan las obras como excusa para desviar fondos a fines que no están claros, pero al amparo de la impunidad con la que gozan en la provincia.

Roxana Reyes estuvo en un fotograma inconveniente para ella y hasta diría para el partido. En la imagen aparece rodeada y muy sonrientes con Fernando Cotillo, el intendente que recibió de sus manos una plaqueta conmemorativa, la primera que le entrega la oposición, el Vicegobernador Eugenio Quiroga, el intendente de Piedra Buena Federico Bodlovich, Osvaldo Maimo, Guillermo Polke, Pablo Calicate, la esposa de Cotillo y Rubén “la burra” Contreras.

Llamó la atención de los asistentes que Reyes haga presencia nada menos que en un gobierno kirchnerista, mientras, cuando allí en Caleta hubo un intendente Radical (Facundo Prades), nunca fue, ni lo dos años que fue diputada provincial como tampoco en el periodo de diputada nacional.

Sinceramente, todo se puede explicar y más aún desde lo político. La legisladora seguramente tendrá sus razones para regalar esta imagen junto al FPV en el umbral de una campaña política. Si Cristina explica su patrimonio y Alberto explica los éxitos de su gobierno, sin duda la diputada radical podrá hacer lo mismo con la foto rodeada de los peor del kirchnerismo en Santa Cruz. Hasta el momento, parece el abrazo del oso. (Agencia OPI Santa Cruz)

La entrada La foto menos pensada. Roxana Reyes con “lo peorcito” de la política provincial. ¿Verdad o consecuencia? ¿O consecuencia de la verdad? se publicó primero en OPI Santa Cruz.

Fuente: OPÏ Santa Cruz