José Raúl Mulino, delfín de Martinelli, fue elegido presidente de Panamá

 

El delfín del exmandatario panameño Ricardo Martinelli, el derechista José Raúl Mulino, ganó este domingo 5 de mayo las elecciones en Panamá, al obtener el 34% de votos, según los datos extraoficiales del Tribunal Electoral, organismo que lo declaró virtual presidente del país. Los comicios en Panamá son a una sola vuelta y por mayoría simple.

“¡Misión cumplida, carajo (…), misión cumplida Ricardo (Martinelli)!”, proclamó este domingo el ganador de las elecciones presidenciales de Panamá, José Raúl Mulino, al celebrar ante sus seguidores su triunfo en los comicios celebrados este domingo.

“No me animan confrontaciones de ningún tipo”, agregó al asegurar que buscará el consenso político y que impulsará “un Gobierno proempresa privada”, pero sin olvidar a los más necesitados.

Heredando la popularidad del exmandatario Ricardo Martinelli -condenado por corrupción-, el abogado derechista de 64 años José Raúl Mulino ganó este domingo 5 de mayo las elecciones presidenciales en Panamá.

Según datos extraoficiales del Tribunal Electoral de Panamá, con más del 87 % de los votos escrutados, Mulino logró un 34,4 % de las papeletas, frente al 25 % del antisistema Ricardo Lombana, del Movimiento Otro Camino (Moca), el 16 % del expresidente Martín Torrijos (2004-2009), del Partido Popular (PP, centroderecha), y el 11,2 % alcanzado por Rómulo Roux, de Cambio Democrático (CD, centroderecha).

Todos ellos reconocieron la derrota, el último de ellos Lombana, quien se postulaba como el gran candidato contra la corrupción, una lacra vinculada con la figura del expresidente Ricardo Martinelli.

Lombana, nuevo líder de la oposición, lanza advertencia

“Somos la principal fuerza de oposición de la República de Panamá”, sentenció en su discurso de derrota Lombana.

“Sepa, señor presidente electo, que si usted hace las cosas bien encontrará en nosotros la mano extendida… pero sepa usted, también, que si vuelve a hacer lo que durante años nos tienen acostumbrados, se aleja de la voluntad popular, si usted se atreve a renegociar el contrato minero (con la canadiense First Quantum Minerals), si usted se atreve a privatizar la educación o si usted se atreve a utilizar métodos autoritarios para reprimir al pueblo… encontrará al pueblo en las calles“, señaló Lombana en su intervención ante sus seguidores.

Mulino relevó a Martinelli como candidato del partido Realizando Metas (RM, siglas del expresidente), luego de que este fuera inhabilitado tras confirmarse una condena en su contra de casi 11 años.

La sombra de un expresidente

En una jornada tranquila, Mulino votó temprano y luego visitó a Martinelli en la embajada de Nicaragua, donde se asiló en febrero para evitar la prisión.

“¡Hermano!” y “¡Vamos a ganar!”, se dijeron cuando se abrazaron en un salón de la embajada, según un video que publicó Martinelli en la red social X.

Varias personas depositan su voto en un colegio electoral de Ciudad de Panamá el 5 de mayo de 2024
Fotografía publicada por la oficina de campaña de José Raúl Mulino que muestra al candidato presidencial de Panamá por el partido Realizando Metas, José Raúl Mulino (izq.), visitando al expresidente panameño Ricardo Martinelli en la embajada de Nicaragua donde se le concedió asilo, en la ciudad de Panamá el 5 de mayo. 2024, después de votar durante las elecciones presidenciales de Panamá. AFP – –

La elección se celebra en momentos en que Panamá sufre los embates de una arraigada corrupción, de una sequía que redujo el tránsito de buques por el canal, motor de su economía, y una ola de migrantes que cruza su peligrosa selva del Darién rumbo a Estados Unidos.

Estos comicios estuvieron marcados, además, por la influencia del exmandatario Ricardo Martinelli, quien designó a Mulino como su sustituto cuando fue inhabilitado como candidato.

En una jornada con una participación de más 75%, los panameños eligieron, además de presidente para los próximos cinco años, 71 diputados y Gobiernos locales.

Por France24 con AFP y EFE

FUENTE: chptnoticias.com