Francisco Sánchez sobre el pedido de renuncia y la acusación de retrógrado: “No me engancho”

Luego de las polémicas declaraciones sobre la ley de divorcio y su postura sobre el aborto, el secretario de Culto de la Nación, Francisco Sánchez se colocó en el centro de la escena nacional y se convirtió en blanco de críticas que se dispararon desde varios sectores de la política nacional. El diputado nacional de la Coalición Cívica, Maximiliano Ferraro llegó a solicitar la renuncia del funcionario y lo acusó de “energúmeno” y “retrógrado”.

El ex diputado nacional neuquino, tomó distancia de las opiniones en su contra y aseguró que no responde “agresiones personales”. “No agredo nunca y no me engancho en esas cosas”, dijo a medios de la provincia. Desde su entorno, confirmaron que no hará comentarios del tema. La situación se desató luego de que el funcionario de Javier Milei hablara en el encuentro Europa Viva 24, realizado en Madrid.

En la reunión del espacio ultraconservador de España Vox, Francisco Sánchez sostuvo que los hijos de parejas separadas formalmente “tienen más problemas de ansiedad y peor rendimiento en la escuela”. Además, dijo que trabajará “para dar marcha atrás a la ley de aborto legal”, ya que darle un marco legal es “avalar la matanza de bebés”, que junto al matrimonio igualitario, “impiden el crecimiento demográfico”.

La primera repercusión por los dichos de Francisco Sánchez llegó desde la Coalición Cívica y la expresó el diputado nacional Maximiliano Ferraro, quien afirmó: “a este energúmeno y retrógrado, se le debe pedir la renuncia ya”. Según aseguró el legislador, sus pares Mónica Frade y Marcela Campagnoli presentaron un proyecto “para perseguir ese objetivo”. Las expresiones de repudio llegaron incluso desde el PRO, el propio espacio político del neuquino.

El ministro Guillermo Francos, el secretario Francisco Sánchez y el diputado Maximiliano Ferraro. Fuente: (Perfil)

La diputada Carolina Píparo posteó en su red social de X: “Con todo el esfuerzo que costó llegar a un gobierno liberal, es muy malo que algunos referentes y funcionarios traigan al presente, discusiones que atrasan 100 años”. La legisladora Silvia Lospennato, también del PRO, se sumó a las críticas y publicó: “No le alcanza con meterse con la decisión de las personas de divorciarse, que pretende asignarles peores perspectivas de desarrollo a los hijos de padres divorciados”. “¿Nadie va a pedirle que se retracte?”, se preguntó.

La postura del gobierno

Desde el gabinete de Javier Milei, el único que se expresó sobre la polémica fue el ministro del Interior, Guillermo Francos, quien señaló que se puede estar en desacuerdo con algunos temas, “no en el tema de la homosexualidad”, pero sí en el lenguaje inclusivo, que no tiene nada que ver con el género, aclaró, y subrayó que se debe “respetar la libertad individual”. “Cada persona, decide qué es y lo que quiere hacer de su vida”, enfatizó Francos.

FUENTE: Minuto Neuquen