El Senado de EE.UU. insta a Borrell a que haga más por la democracia en Cuba

Dos de los más influyentes senadores en materia de política exterior en Estados Unidos han enviado una carta a Josep Borrell, el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea, para que condene de forma clara la represión en Cuba.

Se trata de una inusual petición en la que el presidente de la comisión de Exteriores del Senado, el demócrata Bob Menéndez, y el republicano Marco Rubio, que es vicepresidente de la comisión de Inteligencia, expresan disconformidad con cómo la Unión Europea se conduce con respecto a Cuba.

[ Consulte aquí la carta de los senadores Menéndez y Rubio, en inglés]

Menéndez y Rubio son, junto a Ted Cruz, los únicos tres senadores con raíces cubanas.

Ambos han presionado a la Administración de Joe Biden para que apoye a los manifestantes y tome medidas más contundentes para forzar la liberación de los cientos de presos políticos del castrismo. Una nueva ola de protestas este pasado verano precedió a otra campaña de represión de la dictadura, con numerosas detenciones arbitrarias.

En la misiva del Senado de EE.UU., fechada el 7 de diciembre, los senadores apoyan varias medidas tomadas por el Europarlamento, en concreto su petición a Borrell de que incluya a opositores al castrismo en el diálogo formal que la UE tenga con Cuba.

Los dos senadores le recriminan a Borrell que el marco de diálogo que existe entre la UE y Cuba no haya favorecido los derechos humanos en la isla. «A pesar de la existencia del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación UE-Cuba [ADPC], la democracia y el respeto a los derechos humanos solo han empeorado a medida que el régimen cubano viola sistemáticamente el acuerdo e impide el diálogo», dicen en su misiva.

«La presión internacional ha funcionado antes»

Los senadores le dicen a Borrell que «la Unión Europea no ha aprovechado plenamente su relación económica con Cuba para lograr un progreso democrático por el que tanto tiempo se ha luchado. La presión internacional sobre el régimen cubano ha funcionado anteriormente, como se evidenció en 2020 cuando el régimen conmutó la sentencia de cuatro años y medio [del preso político José Daniel] Ferrer por arresto domiciliario».

Dicen los senadores estadounidenses: «Hoy, el Sr. Ferrer y cientos de luchadores por la libertad en Cuba se encuentran una vez más en un estado crítico que supone una amenaza a su vida. Le instamos a usted a mantener el compromiso histórico de la UE con el pueblo cubano, los derechos humanos y la democracia, y a que renueve sus llamamientos al régimen cubano para que libere de inmediato a José Daniel Ferrer, Luis Manuel Otero Alcántara, Maykel Osorbo y a todos los presos políticos».

Además, añaden: «Le pedimos respetuosamente que amplíe la asistencia de la Unión Europea a los activistas por la democracia y los defensores de los derechos humanos en Cuba y reevalúe el ADPC para garantizar que este sí le permita a la Unión Europea facilitar el progreso del pueblo cubano».

Ver los comentarios
Fuente: ABC