El pedido de la mamá del pequeño Loan a diez días de su desaparición: “Quiero que mi hijo vuelva”

La desaparición de Loan Danilo Peña en el departamento de 9 de Julio, Corrientes, ha mantenido en vilo a toda una comunidad durante diez días. Lo que inicialmente se trató como una investigación de paradero, ha escalado en las últimas horas a la alarmante posibilidad de un secuestro. La mamá del nene de 5 años, visiblemente afectada por la situación, clamó por la vuelta de su hijo en medio de un conmovedor episodio que requirió asistencia médica.
La jornada del viernes fue intensa en la investigación, con nuevos elementos que apuntan a un presunto rapto del niño. Se amplió el número de detenidos, incluyendo a María Victoria Caillava, funcionaria municipal, y su esposo Carlos Pérez, quienes estuvieron presentes en la última vez que se vio al pequeño. Además, fue arrestado el comisario Walter Maciel, encargado de las primeras acciones de búsqueda.
Mientras tanto, las autoridades llevaron a cabo allanamientos en la vivienda de Caillava y excavaciones en su jardín en busca de cualquier indicio relacionado con la desaparición de Loan. Por su parte, los allegados del menor se reunieron para exigir su pronta aparición, en una muestra de apoyo y solidaridad en medio de la incertidumbre.
Durante la movilización, la madre de Loan, María Noguera, sufrió una descompensación que requirió asistencia médica, pero antes de esto expresó su angustia y anhelo de tener a su hijo de vuelta. “Quiero que mi hijo vuelva”, fueron sus palabras llenas de esperanza y dolor, en un gesto desgarrador que refleja la angustia de una madre.

Las declaraciones de Noguera también estuvieron marcadas por el cuestionamiento hacia las autoridades, al revelar que se le impidió comunicarse y expresar sus dudas sobre el accionar policial. Su esposo, José Peña, se sumó a la movilización en un gesto de unidad familiar en busca de respuestas.
La desaparición de Loan Danilo Peña ocurrió el jueves 13 de junio, luego de participar en un almuerzo familiar y luego salir a recolectar frutas con un grupo de adultos y otros menores. Sin embargo, el niño no regresó nunca, sumiendo a su comunidad en la incertidumbre y la desesperación.

FUENTE: NoticiasNet