El Parlamento ruso endurece la ley contra la «propaganda» LGTBI

Las multas alcanzan los 6.400 euros para los ciudadanos, 13.000 si se trata de funcionarios y a 79.000 en caso de entidades

«La promoción de las relaciones sexuales no tradicionales está prohibida (…) Esta solución protegerá a nuestros hijos y al futuro del país de la oscuridad difundida por EE.UU y países europeos»

La Duma (Parlamento) del Estado de Rusia ha aprobado este jueves en tercera y última lectura una reforma no solo mantiene sino que amplía los castigos contra quienes difunden contenidos LGTBI, con medidas que ya no se extienden únicamente al ámbito de los menores de edad.

«La promoción de las relaciones sexuales no tradicionales está prohibida (…) Esta solución protegerá a nuestros hijos y al futuro de este país de la oscuridad difundida por Estados Unidos y los países europeos», dijo el jefe de la Cámara Baja dela Duma , Viacheslav Volodin, en un comunicado.

El oficialismo ruso justifica esta reforma en la necesidad de combatir lacras como la pedofilia, pero para las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos supone un paso más en la represión contra el colectivo LGTBI.

Noticia Relacionada

Tensiones en la 'OTAN rusa': el primer ministro armenio se niega a firmar una declaración ante Putin

Reuters

El líder armenio Nikol Pashinyan cuestionó la efectividad de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva

Las autoridades rusas prevén perseguir cualquier tipo de contenido considerado contrario a los valores conservadores en Internet, medios de comunicación, libros, películas y anuncios, según los medios oficiales rusos.

No se permitirá, por ejemplo, difundir contenido sobre orientaciones sexuales consideradas no tradicionales, con un apartado específico para evitar que se pueda hacer «propaganda» de terapias de reasignación de género.

Las multas por «propaganda» LGTBI pueden llegar a 400.000 rublos (unos 6.400 euros) en el caso de ciudadanos de a pie, o 800.000 rublos (si se trata de funcionarios. En el caso de entidades, la pena se eleva hasta los 5 millones (más de 79.000 euros), informa la agencia Interfax.

Blinken: «Es un duro golpe a los derechos humanos»

Las reacciones ante el endurecimiento de la normativa no se ha hecho esperar. Así, el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, ha alertado de que el endurecimiento de la legislación por parte de Rusia contra la «propaganda» LGTBI supone un «duro golpe» para los Derechos Humanos de las personas que conforman dicha comunidad.

«La reforma de la ley rusa que prohíbe la información sobre cuestiones LGTBI constituye un nuevo golpe contra la libertad de expresión y los Derechos Humanos de estas personas en Rusia», ha señalado en un mensaje a través de su cuenta de Twitter.

En este sentido, ha pedido a los diputados rusos que retiren la ley y aboguen por «respetar los Derechos Humanos y la dignidad de todos».

Fuente: ABC