El Gobierno admitió que no ha entregado 5 millones de kilos de alimentos destinados a comedores

Este jueves, el vocero presidencial, Manuel Adorni, confirmó en rueda de prensa que el Gobierno tiene guardados más de cinco millones de kilos de alimentos que fueron comprados por la administración de Alberto Fernández.

La información que fue revelada previamente por El Destape, fue ratificada por el Ejecutivo, quien argumentó que la comida iba a ser entregada a “comedores comunitarios truchos”, por lo que el Gobierno habría tomado la decisión de no suministrarla.

“Efectivamente esos alimentos existen”, confirmó el vocero del Gobierno, quien también aseguró que los productos permanecen guardados desde 2023 en depósitos del entonces Ministerio de Desarrollo Social, ubicados en la localidad bonaerense de Villa Martelli y en la provincia de Tucumán.

“Están ahí porque, por las auditorías que hizo la ministra de Capital Humano Sandra Pettovello, se descubrió que, efectivamente, un buen porcentaje de los comedores eran truchos, no existían o no tenían la cantidad de gente que decían tener”, reveló Adorni.

Los comedores alimentan a miles de familias.

A modo de excusa, Adorni sostuvo que los alimentos “se van a entregar” especialmente los que están más próximos a vencer. Sin embargo, no confirmó cuándo o cómo se hará la distribución de los productos.

“Lamentamos enormemente que la administración anterior haya tenido este esquema de comedores truchos. Nos da mucha pena esa presunción de que cuando uno va a un comedor donde, supuestamente, se repartía alimentos, este no exista. Es una pena enorme”, justificó.

Adorni responsabilizó a la anterior gestión por los niveles de pobreza.

“Es muy triste que haya ocurrido esta situación en un país que el Gobierno anterior dejó con el 50% de pobres. Lo lamentamos enormemente”, aseguró Adorni. No obstante, referentes de diferentes comedores comunitarios sostienen que nunca les han realizado tal auditoría.

Comedores cierran ante la falta de comida

Pese a los insistentes y permanentes reclamos por parte de los referentes de comedores comunitarios, para que les entreguen alimentos, el Ejecutivo se ha negado, aun cuando tiene cinco millones de kilos guardados.

Desde diciembre se suspendió la entrega de alimentos.

Esta situación ha llevado a que los comedores busquen otras formas de sustento para garantizar la entrega de comidas, por lo que por ejemplo realizan rifas para sostenerse. En cambio, otros comedores han tenido que cerrar ante la imposibilidad de brindar alimentación.

FUENTE: Minuto Neuquen