Dura condena al hombre que le arrojó un botellazo a Javier Milei durante su asunción

Gastón Mercanzini, el hombre que le arrojó un botellazo en la cabeza al presidente Javier Milei el mismo día de su asunción, fue condenado por la justicia y ahora irá a prisión por la agresión que cometió.

El hombre, que fue detenido al día siguiente, había reconocido en un juicio abreviado su culpabilidad en la agresión al jefe de Estado y aseguró que cometió el ataque porque estaba alcoholizado. Por la agresión a Javier Milei, Mercanzini fue acusado por lesiones leves agravadas.

La jueza María Eugenia Capuchetti determinó que por el ataque a Javier Milei, el hombre debía cumplir una pena de un año y medio; sin embargo, Mercanzini tenía otra causa en su contra por violencia de género, y finalmente pagará una condena de tres años y medio por los dos casos.

Capuchetti homologó el acuerdo suscripto por Mercanzini y el fiscal Carlos Rívolo por el episodio de violencia de género, tras reconocer su responsabilidad en los hechos, y ahora permanecerá privado de la libertad.

El acusado permanece en prisión desde su detención.

Mercanzini está preso en la cárcel de Marcos Paz desde el 10 de diciembre del año pasado, cuando fue detenido tras atacar al presidente, sin embargo, no se ha confirmado si cumplirá su condena en el mismo centro penitenciario.

Durante el juicio, el acusado dijo que estaba desempleado, que era adicto, que el día en que ocurrieron los hechos estaba borracho y que vivía en la calle, además le pidió disculpas al primer mandatario por lo ocurrido.

Mercanzini dijo que no tenía razones para cometer el ataque.

“Quiero pedirle disculpas al presidente y a su hermana. No quise lastimar a nadie, no tuve ninguna intención de hacerlo. Yo no tengo militancia política, las fotos que aparecieron en los medios con dirigentes políticos me las saqué de cholulo”, declaró.

Cómo fue el ataque

El pasado 10 de diciembre, mientras el presidente y su hermana Karina Milei realizaban una caravana para saludar a los ciudadanos, Mecanzini le lanzó un botellazo al jefe de Estado, aunque no lo golpeó.

La condena fue por haber atacado a integrantes de una fuerza de seguridad.

El que recibió el ataque fue el subcomisario Guillermo A. Armentano, perteneciente a la Superintendencia de Seguridad y Custodia de la PFA, quien formaba parte del primer anillo de seguridad del presidente. El golpe le provocó una herida en la cabeza por el que tuvo que recibir asistencia médica.

FUENTE: Minuto Neuquen