Dos facturas del Brexit

El Reino Unido está vacunando a toda velocidad, mientras que la UE va más despacio por la falta de vacunas. Este éxito de Boris Johnson y, sobre todo, del legendario NHS, el servicio británico de salud, no es suficiente para compensar la cadena de malas noticias que llegan con la ejecución de un Brexit semi-duro. Dos de ellas llaman especialmente la atención. En el plano económico, la City de Londres reduce su tamaño y siente la competencia creciente no solo de Nueva York o las plazas asiáticas, sino de Amsterdam, Fráncfort y París. El Gobierno de Boris Johnson eligió priorizar la negociación sobre la pesca en vez de tratar de alcanzar un pacto sobre equivalencia de regulaciones en servicios financieros,… Ver Más
Fuente: ABC